Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 16 el Vie Jun 21, 2013 7:35 pm.
Staff
Afiliados

Jade Sullivan - Jessica Stam

Ir abajo

Jade Sullivan - Jessica Stam

Mensaje  Reptilia el Jue Sep 30, 2010 4:59 pm

Jade Hughes Sullivan
Jay, 22 - Estudiante de Ingeniería Industrial

Nació en Berkeley, California. Un barrio lleno de punkies, drogatas y traficantes, y gente de parecida índole, fue el que tuvo el "gran honor" de presenciar el nacimiento de Jade, comúnmente conocida como Jay. Fue a la edad de 3 míseros años cuando su consciente despertó y sus ojos se abrieron para observar, adaptarse y asumir la realidad que la rodeaba; fue cuando empezó a ir a la escuela.

Jade siempre fue una niña de carácter fuerte; no era la "mandona" repelente de clase, pero sí era la que se imponía a tal personaje, ya que, como ella decía: "A mí nadie me da órdenes y menos una remilgada como tú". Esta era la salida de tono más suave, e inteligible para los de su edad, que comenzó a soltar por su preciosa boquita a los 4 años. Más adelante se vería inmiscuida en discusiones y peleas continuas que, normalmente, eran empezadas por ella; Jade había desarrollado una moral mucho antes que el resto de los de su edad, lo que la convertía en alguien muy sensible a las injusticias, incapaz de callarse una queja. Aunque también es verdad que le gustaba entrar en polémica siempre que podía. Jade era, es y será, una gran amante de las broncas. Lo peor de todo esto es que su gran carácter no quedaba extralimitado por las cuatro paredes de una clase escolar, sino que la calle también era víctima de las preciosidades nacidas de su lengua. Fueron 8 cortos años de vida los suficientes para que ya empezase a pegarse con niños que les quitaban las cosas a otros, o les pegaban sin un motivo aparente, o simplemente se metían con ellos. Los "cresta power", yonkis, "shaved-head" -como ellas los llamaba- y demases, también tenían fiesta con Jade. Esto le costó más de un disgusto, y a la edad de 11 ya tenía en su expediente médico una recopilación de 5 o 6 ingresos en el hospital por heridas, golpes y caídas. Y es que con Jade era un no parar de meterse en líos y peleas callejeras.
Al sexto ingreso, sus padres decidieron que ya era suficiente: ¡la apuntarían a artes marciales! Y así hicieron. Dos años después ya era toda una experta en la materia del kendo y el karate y si no tenía un bate o un palo de madera a mano con el que repartir galletas, ya era raro. Pero es que tampoco le hacían falta, porque despedía patadas y puñetazos de lo lindo. Ésto último hacía que sus nudillos estuviesen llenos de costras la mayor parte del tiempo, así que comenzó a "gastar" guantes sin dedos, de cuero negro a poder ser.

Su padre, Alphonse Hughes, que era entrenador físico en un gimnasio de Berkeley, llevó a Jade un día a la sala de boxeo del gimnasio en cuestión. Se trató de menos de quince minutos para que Jade estuviese dando saltitos alrededor de su padre pidiéndole que la apuntase a la actividad. Lo hizo. Las lecciones de artes marciales quedaron atrás, pero la habilidad que había adquirido en éstas estaban latentes en la mente y cuerpo de la catorceañera.

A pesar de los incidentes que conllevaba Jade Hughes Sullivan consigo, siempre fue buena estudiante, inteligente e interesada en aprender, no como los residuos sociales que eran sus compañeros, que con 15 años ya se metían de todo. Solo dos o tres se salvaban, y esos eran los colegas de Jade -un chico y una chica-. Con el chico le costó más tener contacto, ya que nuestra chica tenía la etiqueta de "feminista" en la frente. Consideraba a todos los tíos unos capullos, porque más de una vez había tenido que actuar "en nombre de la justicia" para evitar que algún gilipollas forzase a una pobre chica sin recursos para dejarle sin entrepierna (otro motivo de peleas e ingresos... para ellos, porque Jade sí que tenía recursos para destrozar sus cerebros).
Heather, la chica, tenía un hermano mecánico. A nuestra Jade siempre le habían gustado los motores, su estructura y en especial todo lo relacionado con motos, por ello, estableció contacto con el dichoso mecánico tras suplicarle diversas veces a su amiga -Jade consigue todo lo que se propone-; Billie le enseñó algunas nociones y con él aprendió a arreglar tubos de escape, fallos en motores y a detectar sonidos raros que supusieran la muerte temprana de una motocicleta
Su gusto por la física, matemáticas y dibujo técnico, sumado a la experiencia adquirida sobre motores, hicieron que su mente se dibujase la idea de "Ingeniería Industrial", el futuro que quería para ella y por el que lucharía en ese barrio de mala muerte. Su inteligencia y gusto por estas asignaturas, hicieron que terminase el instituto con notas inmejorables en "lo suyo", sorprendiendo a los profesores que la tenían como una niña extremadamente huraña y agresiva. No la conocían bien, nadie lo hacía, solo Heather y Corey (finalmente estuvo un año saliendo con él).

Por recomendación de los profesores, -impresionados por sus buenos resultados-, y los contactos de su madre (Marion Sullivan, francesa, por eso Jade habla perfecto francés) -publicista y relaciones públicas- la aceptaron en Kings&Queens College.
Jade, guiada por sus prejuicios, se negó al principio, ya que por ese nombre supuso que todos los "mandones y mandonas" a la edad de 4 años estarían allí metidos con 14, 15, etc primaveras más; todos juntitos y revueltos. Pero al fin aceptó y se trasladó a una residencia cerca de la facultad, sin dejarse en casa sus preciados pósters de dibujo técnico de piezas, y diseños de motores y armamento industrial.
Actualmente está en 4º curso de Ingeniería Industrial (ya hemos dicho que todo lo que quiere lo consigue), después de haber tenido que repetir uno de los cursos: primero. Este primer año le costó adaptarse y dejar atrás todas sus aficiones, entre las que se encontraban las competiciones ilegales de motos (se sacó el carnét a los 16 años). Aún así, tras cinco años en la facultad, Jade bien sabe que tiene que admitir que después de todo no estaba tan mal y que por lo contrario está muy a gusto. Esto ha hecho que rebajase sus prejuicios y se molestase en conocer un poco más a la gente; para ella es difícil espantar todos esos fantasmas, y no se le puede pedir demasiado de primeras; su piel y su mente están muy curtidos, un barrio como en el que se crió no deja indiferente a nadie, y menos a ella que metía las narices en todas partes. Eso sí, sigue soltando perlas cada vez que tiene oportunidad y ahora es el fútbol, en lugar del boxeo, con lo que gasta energías y se despacha a su gusto. Y Jade, habrá cambiado ciertas perspectivas, pero algo que no cambiará nunca será su personalidad y ganas de comerse el mundo: es como es y le importa lo más mínimo lo que piensen de ella.

Curso:

Actividades Extraescolares: Fútbol

Relaciones: AQUÍ

BSO: Heart Shaped Box - Nirvana

Imagen: Jessica Stam

Nick : Babilonia.
avatar
Reptilia
Admin
Admin

Mensajes : 126
Fecha de inscripción : 06/09/2009
Edad : 24
Localización : One Tree Hill

Ver perfil de usuario http://ilostcontrol.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.